El Marketing Online es un campo en el que la formación y adecuación a las necesidades del mercado son uno de los elementos imprescindibles para conseguir el éxito.

Dicha formación no solo se adquiere en las universidades, pero son estas un punto que da una formación básica para desarrollar muchas aptitudes posteriores.

Por ello, y dado que existen carreras como Administración y Dirección de Empresas con una fuerte carga de marketing o incluso en la Universidad de León se puede estudiar el Grado en Investigación y Técnicas de Mercado, como también de forma online en la UOC, es el momento de conocer qué salidas profesionales existen y la realidad de los alumnos que acceden a esos conocimientos.

Vamos a analizar desde artículo del Blog de Aigen Digital Marketing alguno de los aspectos principales relacionados con la formación en Marketing Online.

 

 

¿Es rentable el Marketing Online?

Como cualquier tipo de negocio si existe mercado y se es bueno, es un gran negocio.

En el caso del Marketing Digital existe mercado, existe demanda y existe fuerte competencia. Estos factores implican que la formación, adecuación y orientación a las necesidades del mercado ha de ser total para conseguir resultados.

Si existe esa formación, existen amplias posibilidades de éxito. Si no se conoce en profundidad el mercado y la competencia y se cuenta con una capacidad de inversión las posibilidades son casi nulas.

Es aquí donde hay que establecer varios puntos que, salvo las excepciones tradicionales, son hechos objetivos.

Para ser un buen profesional de marketing online es requisito necesario pero insuficiente tener una formación de licenciado universitario o equivalente.

Las falacias de la universidad de la vida, del empresario hecho a sí mismo y demás son rarísimas excepciones.

Hoy por hoy un título universitario es la llave necesaria para abrir los cerrojos de la puerta de un buen despacho y quien no ha sido capaz o no ha podido terminar una carrera universitaria difícilmente será un buen profesional.

Así que sí, el título no vale para nada, pero sin el título es casi imposible conseguir algo más que un puesto de becario o de semiesclavo.

Para ser un buen profesional de marketing online hay que tener estudios en economía y empresa

Nos movemos en el mundo empresarial y conceptos como mercado, retorno de la inversión, niveles de competencia o macroentorno son más que tradicionales y necesario para ofrecer servicios concretos de marketing online a una finca para bodas en Madrid o a un bufete de abogados en Marbella.

Quien no conozca perfectamente todos estos factores no tiene nada que hacer a nivel medio o alto en este mundo.

Para ser un buen profesional de marketing online hay que tener estudios de marketing

Parece algo claro, de cajón, tan equivalente a ser médico como ser licenciado en medicina. Y sí, hay curanderos, hechiceros y gente sin estudios que sabe mucho de medicina.

La pregunta es: ¿Contrataría un buen hospital a un curandero? ¿Contrataría un hospital a alguien de la rama sanitaria de FP para un puesto importante y bien remunerado? ¿Una chica vestida de enfermera que no ha estudiado enfermería y que es contratada en unas despedidas de soltero en Málaga es una profesional de la medicina?

La respuesta, por si alguien todavía duda es NO.

En Marketing Online sucede exactamente lo mismo. Nadie, absolutamente nadie contrataría a una persona sin titulación y conocimientos en marketing para un puesto de responsabilidad bien remunerado.

Alguien que utiliza botellas para cerveza casera y fabricar para sus amigos dista bastante de ser un ingeniero que trabaja en procesos de fabricación de cerveza de una gran empresa.

Eso sí, para poner una tirita vale cualquiera y para gestionar el facebook de la pescadería de pueblo también. Pero eso no convierte a quien te pone la tirita en médico ni a quien lleva el facebook de una pescadería en consultor de marketing.

 

Por qué ser titulado en Economía, Empresa, Marketing o Comercio no es suficiente

Todo el mundo puede poner ejemplos de personas que han logrado el éxito, en mayor o menor grado, en marketing online sin una base de conocimientos y titulación universitaria.

Pero también sabemos que la primitiva le toca a alguien de vez en cuando y no por eso todos los que juegan a la primitiva se hacen ricos.

Más bien, la aspiración cuando se juega a la primitiva es que te toque algo, y eso, en gran medida, es lo que pasa en marketing digital cuando se tiene una titulación.

Sin tener amplios conocimientos de inglés y conocer otro idioma como el alemán es imposible en el primer caso y complicado en el segundo estar al día de los conocimientos que se mueven en marketing online que otros sí tendrán.

Y es que para competir con un estadounidense ya se puede hacer un curso de inglés en Nueva York porque si no, el estadounidense tendrá siempre una ventaja competitiva.

 

 

Analicemos un poco el mercado para un alumno del Grado de Marketing en León

Desgraciadamente la Universidad de León está a la cola de las universidades de un estado que está a la cola de las universidades.

No hay ninguna universidad en el estado español entre las doscientas mejores y de entre las universidades españolas la de León está en el pelotón de cola.

Esto nos da una idea de lo que alguien imparcial se puede esperar encontrar entre los titulados de la ULE y no vamos a entrar en los porqués.

Si tenemos en cuenta que un licenciado sudamericano puede cobrar unos 400-500 dóalres al mes por 8 horas de trabajo diario,

pregunta:

¿Qué posibilidades tiene un alumno de marketing de la ULE de ser competitivo para una empresa de marketing online?

Para ser competitivo se tiene que cumplir una de estas premisas:

a) Cobra menos de 400 euros al mes haciendo muy bien su trabajo

b) Es un fuera de serie

c) Lo contratan de becario con subvención por 700 euros al mes en régimen de semiesclavitud para hacer trabajos sistemáticos y semiautomatizados.

Para la opción a) la legislación de trabajo española te cruje a impuestos, por lo que no es viable.

Para la opción b) la capacitación no llega ni a terroríficamente inadecuada.

Para la opción c) hay que competir contra los de FP, los que han sido telefonistas, los que han leído un libro o los que tienen un ordenador y han leído cuatro posts.

Por otro lado, un sudamericano sale gratis a Hacienda y encima su factura desgrava.

 

 

La importancia de la formación

Los alumnos de Harvard de marketing online se lamentaban de que la información que les daban a principios de curso en cuando acababa el semestre estaba desactualizada.

En la Universidad de León se ponen ejemplos de publicidad en Internet hablando de Altavista.

El problema es que quienes no avancen en conocimientos van a ser barridos del mapa y no precisamente sus compañeros, sino por el resto del mundo. La principal razón es que en la ULE no enseñan ni lo que es el mercado, ni lo que pide el mercado, ni cómo encontrar trabajo, ni de qué.

A un costo exacerbado se está friendo al contribuyente a impuestos para generar graduados que son incompatibles con un mercado serio capaz de generar empleo y beneficios más allá de ser conserje en el mejor de los casos.

Se está abocando a los estudiantes de Administración y Dirección de Empresas a aspirar a ser cajeros de una Caja reconvertida en Banco o Subencargada de un local de pizzería de franquicia, que no encargada, sino subencargada.

Esos son los graduados que salen de algunas universidades que deberían tener en la excelencia su foco, pero lo tienen en otras prioridades.

 

 

La realidad del mundo de los negocios

Un alumno que quiera adentrarse en el mundo del marketing online debe tener claro cuáles son los beneficios que va a obtener y los beneficios que va a generar. Y esos beneficios pueden ser en dinero, en conocimientos, en experiencia, en disfrutarlo o en cerveza.

Un elemento clave y condición imprescindible pero para un empresario mínimamente espabilado insuficiente es que quien los contrate querrá siempre que aporten más de lo que cuestan.

Una condición en la que pocos piensan es que quien los contrate querrá siempre que aporten más de lo que costaría cualquiera que pueda aportar lo que ellos cuestan por el precio máximo que una persona/máquina/programa costaría como alternativa.

Esto es lo que no entiende casi nadie, no quiere entender casi ninguno y los demagogos directamente quieren pasar por alto o eliminar, algo tan ilógico como intentar poner puertas al campo.

 

 

Conclusiones

El Marketing Online es un mundo con capacidad de generar beneficios pero altamente competitivo y que requiere de fuertes inversiones para ser rentable.

Para trabajar en marketing online, como consultor de marketing online y vivir del marketing online hay que tener titulación universitaria, formación de postgrado y amplios conocimientos en diferentes campos relacionados con la economía, la empresa y por supuesto, el marketing.

La formación universitaria es del todo insuficiente y en algunos casos prácticamente inexistente.

La titulación es necesaria para disponer de una base y demostrar unos mínimos que permitan acceder a otro tipo de formación que será la que de verdad mostrará su utilidad.

La formación intensiva, continua y especializada es esencial para poder conseguir trabajar en marketing online en puestos en los que se haga marketing online con sueldos y ganancias equivalentes a la formación que se exige.

Cualquiera puede hacer como que trabaja en algo a lo que puede llamar marketing online, SEO, community manger o cualquier área del marketing online como cualquiera que fríe un huevo puede decir que es chef. La diferencia estriba en quien dice que lo es y quien de verdad lo es.

Excepciones hay, pero no olvidemos una cosa: los mejores expertos en marketing online, los que más dinero gana, los que mejores empleos tienen, los que sus empresas ganan ingentes cantidades de dinero no son conocidos por el gran público. Dedican su tiempo a ganar dinero en lugar de a promocionarse.