Estar por estar en Internet: ¿de qué sirve?

Cuando alguien decide montar un negocio, a no ser que sea un irresponsable hace un balance de lo que probablemente gaste, lo que probablemente ingrese, estudia la necesidad del mercado de su producto ve cómo conseguirlo, como distribuirlo, cómo almacenarlo y a qué precio venderlo.

Bienes, servicios e ideas tienen la capacidad de convertirse en beneficios, pero para ello hay que poner en contacto a vendedor y comprador y que se realice una transacción entre ambos que redunde en beneficio mutuo. Esa es la base del beneficio a medio plazo y en eso debe enfocarse un buen empresario.

Cualquier persona mínimamente sensata dedica un espacio de tiempo amplio a calcular el coste de la inversión y las partidas para los principales gastos, calculando en mayor o menor medida el retorno de la inversión y los parámetros para medir el éxito de su negocio.

Alguien que pretende tener éxito con un negocio sabrá desarrollar un Plan de Marketing en base a producto, precio, promoción y distribución, sabrá ver cómo el macroentorno legal, jurídico, socioeconómico o medioambiental le afectará, y sabrá identificar a su competencia con fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas.

 

Lo que cambia en Internet: el empresario

Este sistema resumido es la base para poder empezar a tener éxito con un negocio. Obviamente si no se hace estudio de mercado, si no se tiene un colchón para los primeros meses en el plano de la liquidez económica, si uno no se plantea una política de precios o ignora a su competencia se puede encontrar con una desagradable sorpresa.

¿Queremos vender aceite de oliva virgen extra en Alemania o prepararnos para ofrecer un servicio de fincas de bodas en Madrid? Una de las claves es tener claros los objetivos, un presupuesto y plantear un plan de marketing online adecuado con un posicionamiento en Internet bien diseñado.

Y es que no pocos creen que con una simple idea y cuatro duros se pueden hacer millonarios en la red. Y no. Hay conceptos como la calidad del producto, el servicio al cliente, la necesidad de comunicar allí donde se encuentra el mercado que son valores comunes a cualquier mercado, y por tanto a Internet.

Vamos a ver una página sobre venta online de pulseras de acero.

¿Qué diferencia esta página de las otras similares que hay en Internet?

En principio todo el mundo lo entiende, en principio todo el mundo lo pone en práctica y en principio a nadie se le ocurriría poner una tienda de pulseras de acero en León o de aceite virgen extra en Alemania en marcha sin ver la necesidad de aceite de olive de la población o seleccionar al personal para venderlos.

Echen un ojo a cualquier artículo y verán cómo hay que esforzarse en cada negocio para obtener resultados.

Con Internet estamos en otra dimensión. Aquí no son pocos quienes creen que teniendo una buena idea y haciendo una inversión mínima ya está.

Y aquí surgen los problemas. Unido a ello no son pocos quienes sin un mínimo conocimiento de economía, de marketing, de publicidad o del mundo de los negocios se aventuran en la red porque lo consideran coser y cantar.

 

Estar por estar en Internet y la necesidad de la inversión

Montar un negocio no es algo que se haga sin más y luego esperemos sentados a recoger beneficios. Eso más o menos todo el mundo lo tiene claro para un negocio estándar, pero no es así para ellos en Internet, algo a estudiar por los psicólogos. Esperar a que te toque la lotería o la quiniela es, quizás, más probable que triunfar en Internet sin sentar las bases adecuadas.

Existen personas que sí dedicarían tiempo a evaluar locales comerciales, hablar con los electricistas, diseñar un escaparate atractivo e invertir en tener unos rótulos adecuados para que su local de venta sea apto para conseguir sus objetivos comerciales.

Si quieres abrir una finca de bodas en Madrid tienes que ver si hay bodas, si tienen locales de ocio infantil, si la gente está dispuesta a desplazarse y si la restauración es adecuada. Tenemos el ejemplo en El Espliego finca que aborda una serie de factores que rodean esta inversión.

Lo que es extraño es que esas mismas personas que tienen esto claro no pocas veces no dedicarían ni un 10% de esa inversión a una web profesional, un diseño atractivo, unos textos adecuados, unas imágenes impactantes y un marketing de conversión adecuado. Y aún así, esperan que el dinero llueva, ¿Tal vez se creen que el cliente es idiota?

En nuestra agencia seo tenerife, leon o murcia podemos comprobar cómo el posicionamiento online adecuado genera buenos rendimientos empresariales.

 

 

La necesidad de trabajar más que fuera de Internet

La diferencia de montar un negocio fuera de Internet o en la red sí implica diferencias, pero concretamente las opuestas a las que no pocos imaginan: en Internet se requiere mayor conocimiento, esfuerzo y trabajo que fuera de la red, desde quien oferta una ortodoncia en Sevilla hasta quien vende software.

¿Por qué? Porque en la red, para montar un negocio online, hay que hacer todos los pasos, planes y preparaciones de trabajos, y además, nos encontramos en un medio con sus propias reglas que hay que conocer, adaptarse a él y esquivar los inconvenientes que se presenten.

Por ejemplo, si tenemos un entrenador personal llamado jose cano hay que elegir un nombre de dominio: http://entrenadorpersonalvalencia.online, www.josecanoentrenadorpersonal.com, josecanoentrenadorpersonal.com o similares.

Hay que hacer publicidad específica para buscadores, a través de SEO o Pago por Clic, hay que abordar redes sociales: facebook, twitter, linkedIn y un sinfín de estrategias propias de la red.

Así que si usted está pensando montar un negocio de parques infantiles de bolas, una tienda para vender galochas online o simplemente poner en marcha un comparador de seguros en Internet, piense que ha de utilizar su tiempo y sus recursos exactamente igual que si abriera una tienda física, pero que además ha de pensar que su elemento, la red, necesita tiempo, conocimientos y recursos para hacer que su negocio triunfe.

Y es que nadie regala nada, los negocios milagrosos no existen, y si alguien quiere vender en la red y hacerse rico en dos días tiene en la web las mismas posibilidades que fuera de Internet… o menos.

Como siempre, una URL como psicologosenleon.net puede ayudarnos a dar una idea sobre de qué va nuestra web.